Quitar manchas de agua en la madera

Hay dos tipos de manchas de agua en la madera: las blancas y las oscuras. Las blancas son producto de la humedad que penetra en el acabado pero no en la madera, mientras que las oscuras aparecen cuando tanto la madera como el acabado han sido afectados. Sin embargo, ambas son removibles. Si el mueble manchado es una antigüedad, consulta primero con un experto. En Fincas Turó te damos algunas recomendaciones para darle una nueva imagen a tus muebles de madera después de ser manchados por el agua.

Manchas blancas

Estas manchas aparecen cuando la humedad no es muy penetrante, por ejemplo, cuando dejamos un vaso húmedo sobre una mesa y deja manchas en forma de anillo. Para esto puedes poner aceite mineral en un trapo y frotar la mancha con él. Déjalo asentar durante la noche y repite si ves que la mancha disminuye.

Si esto no funciona, también puedes frotarla con un solvente suave para cera. Usa guantes y aplícalo en una zona ventilada, déjalo reposar y si la mancha se ha ido pero la superficie se ve pálida, frótala nuevamente. También puedes hacer tu propio solvente con bicarbonato y pasta de dientes en partes iguales. Se aplica con un trapo mojado y luego se remueve con jabón. Esto requerirá que luego apliques una nueva capa de cera a tus muebles.

Manchas oscuras

Las manchas oscuras suelen aparecer en los pisos de madera donde la humedad sale de una maceta o donde hay filtraciones. Puedes removerlas con una lija grano 100, restregando suavemente el acabado en dirección de la veta. Una vez removido el acabado, usa una lija grano 150 en la mancha. Talla la orilla de la mancha con lana de acero número cero. Usa un trapo barniz para quitar todo el polvo ocasionado por la lija y pon varias capas de barniz del mismo color que el original. Remueve las orillas del nuevo barnizado con lana de acero para eliminar el relieve entre el nuevo y el viejo barniz y dale un toque final con cera para madera.

Si la mancha es muy profunda, puedes aplicarle cloro con un cepillo. Déjalo reposar por unas horas para que la mancha se desvanezca hasta quedar casi del color original de la madera. Remueve el cloro con una esponja limpia y agua para que no siga decolorando la madera y aplica vinagre para neutralizarla. Esto evitará que el barniz o la mancha se aclaren más. Deja secar por completo y aplica barniz a la madera. Talla las orillas con lana de acero para quitar el relieve, usa un trapo barniz para quitar el polvo de la lija y encera.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *