La tendencia de la renta vitalicia inmobiliaria

Una nueva tendencia está creciendo en España, principalmente a las grandes ciudades como Madrid y Barcelona, es la renta vitalicia inmobiliaria. Esta consiste en vender la propiedad de una vivienda a un inversor mientras el dueño mantiene el derecho a utilizar el bien inmueble, en otras palabras la persona que vende la propiedad puede vivir en ella para toda la vida.

Esta iniciativa va destinada a aquellas personas jubiladas que no tienen herederos y que poseen pensiones bajas, esta opción les permitirá gozar de una renta o ingreso extra por el resto de su vida. La renta vitalicia inmobiliaria es una excelente oportunidad de hacer negocios para aquellos inversores con paciencia.

¿Quiénes pueden disfrutar de esto?

Las personas mayores de 65 años de edad son candidatos atractivos para acceder a los beneficios de este sistema. Las inmobiliarias calculan la esperanza de vida de la persona que pone en venta su inmueble por medio de datos estadísticos oficiales (INE) y lo comparan con el 70% del valor total del inmueble, esto quiere decir que la propiedad no se venderá al 100% de su valor, pero se le garantiza al vendedor una renta mensual de por vida.

El comprador se encarga de algunos pagos de impuestos, como por ejemplo el IBI y derramas comunitarias. Los vendedores tienen la opción de transformar sus activos no líquidos en rendimientos mensuales y en caso de incumplimiento de pagos por parte del comprador, podrían recuperar la propiedad de nuevo.

La rentabilidad y el valor final de la vivienda van a depender de los años que viva el vendedor. Para el comprador el nivel de riesgo y de incertidumbre es un poco alto, tanto al alza como a la baja. Esto se debe a que hay casos en que las defunciones se dan a una edades bastante longeva y en otros pueden ocurrir de forma muy prematura. Por esta razón, este tipo de propuestas son más populares en las grandes ciudades, allí las viviendas con buenas ubicaciones siempre son demandadas y mantienen su valor por largos periodos de tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *