Gastos que tendrás que considerar al comprar una vivienda

Cuando tomamos la decisión de abalanzarnos a la compraventa de un inmueble, muchas veces olvidamos los gastos extras que este proceso puede suponer para nuestro presupuesto. No solo se trata del gasto final de la casa, sino costes adicionales como podrían ser los porcentajes de impuesto, la tasación, el notario y otros más que pueden surgir en el proceso.

Los expertos siempre recomiendan que al comprar un inmueble, el comprador cuente con al menos 10% del coste final. Así podrá contar con la liquidez necesaria para poder llevar adelante la compra de la casa sin muchos obstáculos. A continuación, te diremos cuáles son los principales gastos que tendrás que costear a la hora de comprar una vivienda.

¿El vendedor o el comprador?

Es común que haya confusiones sobre quién debe llevar la responsabilidad de ciertos costes. Sin embargo, en la ley está estipulado cuál es el marco legal en cuanto a quién debe saldar las cuentas.

Esta vez, el comprador es el que tiene la responsabilidad. A él le corresponde cancelar casi todos los gastos, a excepción de la plusvalía municipal y las escrituras originales (que irán por parte del vendedor). Es importante aclarar que pueden darse cambios en cuanto al reparto mientras esté pactado por ambos, además de estar reflejado en las cláusulas correspondientes.

En general, ¿cuáles son los principales gastos a la hora de comprar una casa?

  1. Notario: el notario se encargará, principalmente, de las escrituras públicas que refieren a la compraventa. Estos tienen tarifas estandarizadas y bajo una normativa estatal. Casi todos los notarios de España manejan los mismos costes por sus servicios. El precio final dependerá del importe del inmueble y este puede variar entre los 600 y 900 euros.

  2. Registro de la propiedad: este servicio es el que inscribe la compraventa en el Registro de la Propiedad. Su precio también está normativizado por la nación y varía entre los 370 y 650 euros (dependiendo del importe del inmueble).

  3. Impuestos: el pago de impuestos tiene diversos costes y procedimientos que dependen enteramente de si la vivienda que estamos comprando es de primera o de segunda. Generalmente, tiene un porcentaje de 10%, pero puede reducirse a 4% de ser una vivienda de protección oficial. También se añadirá el Impuesto por Actos Jurídicos Documentados, así como la plusvalía municipal. Si contratamos un servicio de gestoría, se sumaría al presupuesto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *