¿Por qué y dónde comprar una vivienda vacacional para alquilar?

Si se quiere incursionar en el lucrativo negocio de los alquileres, es posible que se tenga la vista puesta sobre lugares donde el tipo turístico está en alza. Obviamente, si se toma en consideración que la rentabilidad de este género de inversiones está estrictamente ligada a la tasa de ocupación del bien inmobiliario en cuestión, se llega a la conclusión de que estudiar a fondo la locación de la vivienda es la mejor forma de decantarse a dar el paso. A continuación, presentamos una somera lista de los lugares en donde los pisos turísticos pueden reportar mayor rentabilidad e intentamos aventurarnos a dar una razón para ello.

Pisos, preferiblemente en el centro.

Según los datos aportados por el estudio “El alquiler turístico, un mercado en alza” diseñado por la empresa Fotocasa, la mayor parte de las viviendas que se buscan como alquileres turísticos son pisos emplazados en el centro de las ciudades. Esta situación se debe a la demanda de los turistas por lugares reconfortantes, de fácil comunicación y que les permitan mantenerse cerca de todos los servicios y de las zonas de actividad nocturna.

Distritos beneficiados: Salamanca, Madrid

La compañía Alquiler Seguros señala también que los precios por los cuales se pueden ofertar los alquileres turísticos variarán dependiendo de la ubicación del bien inmueble. Uno de los índices que se tomó en cuenta en este estudio fue la cantidad de noches mensuales en las que el piso debería estar ocupado para ser rentable frente al tipo de alquiler tradicional. De este análisis de mercado se desprende que el distrito de Salamanca está especialmente privilegiado.

En Salamanca, el nivel de ocupación mensual de la vivienda debe oscilar entre 40 o 50% para rendir por sobre el arrendamiento residencial. Es decir, solo son necesarias quince noches de alquiler para que el negocio dé frutos.

La ciudad condal, otro punto de interés

Según estadísticas proporcionadas por la Organización Mundial del Turismo (OMT) solo Cataluña recibiría 25% del turismo neto nacional. Este índice nos ayuda a comprender por qué en Barcelona la ocupación mínima requerida para la rentabilidad es generalmente más baja, siendo de doce días en los mejores distritos. Parece ser que Barcelona tampoco estaría exenta de tener distritos visiblemente malos para el negocio del alquiler turístico, como Horta Guinardó, donde la ocupación debe rondar las veintiún o veinticuatro noches mensuales.

Nuevas tendencias

Áreas relacionadas a la costa, como Alicante o Castellón presentan sus atractivos a los inversores. Esto como consecuencia del perfil del turista extranjero, mayoritariamente proveniente de los países del norte de Europa y que, por ende, viene buscando sol y playas. Está por verse cómo reacciona el mercado ante esto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *